11 de agosto de 2010

¿Qué pasa en Villa Urquiza...

que llueven mancuernas de punta?

Que se derrumbe un gimnasio a tres cuadras de donde vivo es una señal irreprochable de
que no tengo que hacer ejercicio. Tengo que cuidarme de peligros como ese.

3 comentarios:

Mati dijo...

Acabo de recordar que los reflectores de nuestro club se quemaban más rapido cuando contabamos con tu presencia y que Ofelia se empezó a quejar de las goteras de su local, justo cuando tu abuelo puso la vinería enfrente, por ende, tus visitas por estos parajes eran bastante seguidas.
Temo que oscuros designios se ciernen sobre los barrios en los que te alojes. Dios Los Salve.

male star dijo...

no da decirlo, pero lo cierto es que me re cabería tener esa excusa en mi haber. ahora uso la frágil "no me dan los tiempos.

fargoli dijo...

yo me llamo fargoli letra de alan, si quieren buesquen en face soy un señor muy capo y a todos trato bien