11 de marzo de 2010

ETIQUETAS: MALICIAS DE LA VIDA CONYUGAL

-... Y hacía unas empanadas judías amasadas por mí.

- Y por qué hacías comida judía?

- Porque nos mudamos y los inquilinos anteriores se habían olvidado un libro de cocina judía... te conté, no te acordás?.

- Ah, sí. Pero si hubiesen dejado un libro de armas nucleares hacías una bomba?

- Hice bombas de dulce de leche.

5 comentarios:

male star dijo...

mis empanadas son una bomba, por ejemplo.
Estarán viviendo sobre la calle Medrano?

Marina dijo...

Hermoso diálogo.

Pau dijo...

A mí me dio hambre; mucho.

..-. Carolina ..-. dijo...

Jaja!.. Buenísimo!!..(el diálogo, y que las bombas hayan sido de dulce de leche)...

Pat dijo...

jajajajaja buenísimo... ojalá yo tuviera diálogos tan divertidos.
besos
tu madre y abuela de tu hijo