15 de mayo de 2010

PRESO POR UN BUDÍN.

Hice una compra grande en Carrefour, cosas básicas y un budín. Cuando pagué, puse todas las bolsas y el budín en el asiento de los chicos para que no se aplaste.
Cuando me estaba yendo me para un seguridad:

- Disculpe, usted abonó ese budín?
(...)
- No, la verdad hice una compra de 500 pesos para tener la oportunidad de robarme este budín de pera (no es que no valga la pena, pero no era el caso)

- Lo puso porque es muy blandito?

- Sí, por eso.

- Ah bueno, disculpe.

La ironía me sacó del paso pero en un momento tuve miedo de que me reconocieran: es que
la última vez que estuve me robé una mermelada sin querer.

9 comentarios:

Pau dijo...

Es increíble que lo somos capaces de hacer por esos budines...ayer compré muffins con corazón de frambuesas, es vicio mal.

male star dijo...

Me encanta robarme cosas sin querer. La vez pasada me llevé un canasto del super chino de una amiga. ¡Re práctico!

Inés Lerda dijo...

es increíble lo del tipo de seguridad. por más que esté al pedo, me llama la atención cómo puede estar atento a semejante detalle.

Chango dijo...

para mí te reconoció, pero te la dejó pasar...cuidado pablete...la próxima vas adentro...y sino...robate un budín de otro lado.

abrazo!

Mati dijo...

Teniendo en cuenta que estuviste demorado en una seccional por una causa en la cual no tenías culpa alguna y luego de que el oficial comprobara tu inocencia, asi y todo te seguía dando clases de moral, no me resultaría del todo extraño que terminaras preso por poner un budín en el asiento de atrás.

Pau dijo...

Eso no es nada!, tengo chatlogs que te incriminan directamente en la eventual muerte de Cerati...no me va a temblar el pulso al usarlos.

Marina dijo...

Qué feo ser botón. Y qué rico ese budin!

Tomás dijo...

No entendí algunas cosas.

El budín era lo blandito o el agente de seguridad se refería a vos?

"El asiento de los chicos"?
Ya tenés otro bebé? Por eso insistís tanto para verme?

Voy a revisar mis 10 metas de este año, a ver cómo vengo.

Saludos!

Tomás dijo...

Ahí me fijé.

Vengo mal. No me hice los estudios, el disco no se cúando mierda lo van a tener listo, no quiero ni escuchar la palabra monotributo -y menos "bebé"-, no me compré una guitarra porque acabo de gastar 1.100 pesos en un mueble de mierda para el dormitorio, y con el portero las únicas palabras que cruzo son "bueeenooos díaaas" y "gracias" cuando me abre la puerta a la mañana...

Me consuela no tener blog, haber conocido a Manuel Ucha Olmedo y, lo más importante de todo, que no me morí.

Saludos y gracias a todos.